lunes, 11 de noviembre de 2013

Laura Aguirre y su Misión de Paz

            AYUDAME A AYUDARTE

EL relato de la única civil invitada a una misión de paz en la historia de la ONU


Todos nacemos con una misión que debemos cumplir a lo largo de nuestra historia. Muchos no la llegan a conocer, otros van uniendo sus experiencias para resolver la gran incógnita y otros saben desde su primer día en la tierra cuál es la misión en el mundo.

Una historia que llega al corazón 

Laura Aguirre supo desde muy chica que su misión en el mundo era, es y será ayudar. En 2005 al cumplir 35 años recibe una invitación que le cambió la vida para siempre. Su amigo Hugo Peralta, Coronel del Ejército, la invita a participar como civil en las Misiones de Paz de Naciones Unidas.

El destino de Laura, a partir de ese momento y por dos meses, era Chipre."Llegué y vi a muchos musulmanes tomándome fotografías y yo les tomaba a ello. Fue muy loca esa situación”.


El tiempo fue tan tirano que en menos de 48 horas debió preparar su valija con ropa de invierno y tomar el vuelo a Aeroparque, luego a Ezeiza y por último, un avión directo a Italia. En cuestión de segundos la vida de Laura, una mujer con un sinfín de proyectos, dio un giro inesperado.




Tras 14 horas de viaje arriba a Larnaca. “LLegué y vi a muchos musulmanes tomándome fotografías y yo les tomaba a ello. Fue muy loca esa situación” expresó entre risas Laura.  En el lugar fue recibida por Hugo y los soldados y emprendió su viaje a Nicosia, el pueblo más cercano al campo Roca donde vivió dos meses. “El escenario durante el viaje no fue nada agradable. Los aviones corroidos y destruidos por el tiempo son parte del paisaje. Fue un impacto visual y emocional muy fuerte” contó “Afrodita” como la bautizaron los soldados  en su estadía por Chipre haciendo referencia al nacimiento de la diosa Griega.


Los días en la base 

Laura sabía que no iba a desempeñar tareas a la par de los soldados. Ella simplemente era una civil en busca de nuevas experiencias. El primer tiempo se dedico a la tarea de logística sin embargo, su personalidad inquieta y en busca constante de nuevos desafíos la llevaron a calzarse el traje de solado y ser uno más. “Fui una especie de psicólogo para los soldados. Vieron en mí un medio para canalizar sus sentimientos” expresó. 
  
Los días corrían, el miedo se podía oler en cada rincón de Chipre y la navidad de acercaba. “Salimos con la cuadrilla a buscar donaciones. Pediamos juguetes para llevar a los refugios o instituciones para los niños” comenta con voz quebrantada. Y agregó que ver a los chicos salir de los refugios- sin brazo, sin pierna- y sin embargo, con una inmensa sonrisa por nuestra visita fue muy fuerte.  “Besaban tus manos como si fueses un Dios. ¿Cómo es posible esto?” finalizó.

Fueron muchas las experiencias que Laura vivió en Chipre pero hay una, entre tantas otras, que resalta como la más traumática. “Lo que más te asusta es cuando hay llamado de radio para ir al campo. Generalmente los niños llevan a los animales a pastorear y los animales, sin saber,  tocan con sus pezuñas  una mina y las consecuencias son terribles” relata Aguirre. 



Con alegrías, tristezas, emociones fuertes, compañerismo, solidaridad y fortaleza pasaron los dos meses de Misión en Chipre. La experiencia transformó a esta mujer en una luchadora que sortea cualquiera sea el obstáculo que el universo conspire contra ella. Cada desafío, cada experiencia la hace más y más fuerte y, hoy, a meses de obtener su título de Licenciada en Comunicación Social espera por una segunda misión de paz porque gracias a ello su vida cambió para siempre.  “Esta situación de Chipre fue extrema” resaltó la estudiante y agregó: “Si me diesen a elegir, elijo una nueva misión de paz porque tu vida no vuelve a ser la misma”.

Hoy, Laura escribe para un blog “Ayudame a ayudarte” en el cual contínua con su misión de ayudar al prójimo y mantener informados a los lectores de las diferentes actividades solidarias que se desarrollan en la ciudad de General Roca y Neuquén. Además, está en la espera de la publicación de su libro Mision Utopía cuyo tema es la duda existencial del por qué y para qué venimos al mundo.

Mirá las fotos de Laura en Chipre en nuestra página de Facebook El Mecanógrafo Periodístico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada